La primera computadora que jugó el ajedrez

Durante la segunda guerra mundial, los Estados Unidos construyeron el Laboratorio Nacional Los Álamos, en el desierto de Nuevo México. La intención era el desarrollo de armas atómicas. Para determinar la correcta configuración de cargas de implosión que activasen   la reacción en cadena se necesitaba una gran capacidad de cálculo. En 1946, el matemático húngaro-estadounidense John Von Neuman asumió la tarea de diseñar una potente máquina que acelerase la tarea. En 1950 apareció una gran máquina bautizada MANIAC I, que estaba llena de miles de válvulas y conectores y podía ejecutar 10.000 instrucciones por segundo. También era programable.

La primera computadora MANIAC jugando ajedrez

MANIAC: Primera computadora que jugó el ajedrez

En lugar de ponerse a trabajar con la máquina en el desarrollo de bombas, los científicos empezaron a experimentar con ella y una de las primeras cosas que hicieron fue escribir un programa de ajedrez. Estaba reducido a un tablero de 6 x 6, sin alfiles. A pesar de esto, el programa necesitaba 12 minutos para buscar a una profundidad de cuatro plys (con alfiles se requerían tres horas).

El programa jugó tres partidas a mediados de los años 50. La primera contra la propia máquina (ganó el blanco), la segunda contra un fuerte jugador. La partida duró diez horas y el maestro ganó. Al final jugó contra una joven que había aprendido a jugar una semana antes. El programa ganó en 23 jugadas. Fue la primera vez que un ser humano perdió con­tra una computadora en un juego de inteligencia.

El ajedrez un juego desde siempre

Orígenes del ajedrez

Llegar a saber con certeza cuándo y dónde nació verdaderamente el ajedrez es como pretender apresar lo inasible. Si bien se han tejido mil conjeturas al respecto y se han realizado investigaciones minuciosas, los afanes de quienes así perseveraban se han visto de continuo mutilados por la sombra impenetrable de los siglos.

Aprender a jugar ajedrez

Figura:Aprendiendo a jugar ajedrez

Por ejemplo, entre los objetos hallados en la tumba de Tutankamón fueron encontradas piezas de un juego de interior del cual, se supuso, habría derivado el ajedrez. No obstante, tiempo después hubo que descartar aquella teoría. Quizás el primer vestigio palpable que se tiene hasta la fecha de una forma de ajedrez data de 500 años antes de la era cristiana y fue descubierto en la India bajo el nombre de chaturanga. Los persas adoptaron el juego y a ellos debemos gran parte de su actual nomenclatura. Asimismo, los árabes fueron quienes difundieron el ajedrez a lo largo de la costa norte de África y en la Península Ibérica.


Los bizantinos, practicantes entusiastas del juego ciencia, lo difundie­ron en Rusia y en los países escandinavos. Aquel tipo de ajedrez, sin embargo, no echó raíces en Europa Occidental, en donde prevaleció la forma italiana del juego, derivada de una fusión con el ajedrez árabe.


Muchos son los tratados teóricos que nos legaron aquellos grandes jugadores de antaño (entre los cuales merecen destacarse los árabes), pero los escritos más antiguos pertenecieron a los jugadores españoles del siglo XVI, entre quienes debemos mencionar al sacerdote español Ruy López de Segura (1540-1580). Las competencias individuales de quienes pretendían ser los más grandes jugadores de su tiempo llevaron a la realización, en el siglo pasado, de un torneo entre los mejores ajedrecistas de la época. Dicho torneo se llevó a cabo en Londres, Inglaterra, en 1851, y su vencedor fue el brillante combinador alemán Adolf Anderssen. Históricamente, el austríaco Wilhelm Steinitz es considerado el primer campeón mundial de ajedrez.

Ajedrez antiguo: Shah mat

El verdadero origen del juego de ajedrez no está muy claro. Algunas leyendas atribuyen su invención al rey bíblico Salomón o al dios griego Hermes o al mandarín chino Hansing. Tal vez lo más probable es que se haya originado en la India, durante un tiempo alrededor del sexto o séptimo siglo a.C. A partir de entonces, la práctica del ajedrez se extendió a Persia (actualmente Irán) y después a Europa. Se cree que el nombre ajedrez se deriva de la palabra persa Shah que significa “Rey” y la expresión jaque mate, de Shah mat, que quiere decir “El Rey está muerto”

Las leyendas sobre el origen del ajedrez

Hasta las leyendas sobre el origen del juego en Occidente provienen de los ára­bes. Entre las diver­sas leyendas, las más antiguas remi­tían a la India y esta­blecían una conexión con el juego de tablas, un juego de tablero en que la habilidad está condiciona­da a la suerte de los dados. En la introduc­ción del Libro del aje­drez, dados y tablas, el rey Alfonso X el Sabio se refirió a “antiguas historias” sobre el origen del juego, “el más noble y sereno”.

AJEDREZ ANTIGUO: SHAH MAT

El verdadero origen del juego de ajedrez no está muy claro. Algunas leyendas atribuyen su invención al rey bíblico Salomón o al dios griego Hermes o al mandarín chino Hansing. Tal vez lo más probable es que se haya originado en la India, durante un tiempo alrededor del sexto o séptimo siglo a.C. A partir de entonces, la práctica del ajedrez se extendió a Persia (actualmente Irán) y después a Europa. Se cree que el nombre ajedrez se deriva de la palabra persa Shah que significa “Rey” y la expresión jaque mate, de Shah mat, que quiere decir “El Rey está muerto”

Inicio de sesión

Aprender a jugar ajedrez

Sitio web dedicado al ajedrez